La NBA atiza a Oklahoma City: multa para Westbrook, George y Donovan

Las críticas hacia los árbitros vertidas por varios miembros de Oklahoma City no han caído en saco roto, al menos en lo que a recaudación se refiere. La NBA ha decidido sancionar a Russell Westbrook, Paul George y el entrenador Billy Donovan con 15.000 dólares cada uno por los comentarios que los tres hicieron este pasado domingo.

 Westbrook calificó algunas de las situaciones que estaba viviendo respecto a los árbitros como “un montón de mierda” y afirmó que no creía que los colegiados estuviesen pitando siempre siguiendo la misma línea y revisando todas las jugadas que debían ser revisadas. El MVP de la pasada temporada se mostró muy molesto por haber sido golpeado en un momento del partido contra Portland y no revisarse la jugada pero luego que Carmelo Anthony fuera expulsado tras golpear a un rival en una entrada a canasta.
  Anthony golpeó en la mandíbula a Jusuf Nurkic, quien quedó tendido en la pista debido al impacto y en la revisión los colegiados decidieron señalar el movimiento del alero como una falta flagrante de tipo 2, lo que resulta en una expulsión inmediata. La NBA ha decidido mantener la acción de Anthony como flagrante 2 una vez revisada nuevamente en su centro de control. “Estamos de acuerdo con los árbitros en que la falta cumple los criterios de contacto duro sobre los hombros con gran potencial de producir lesión. Tratando de recibir una falta, Anthony extendió su codo hacia la cara del oponente, lo que es peligroso y temerario”, declaró un representante de la NBA.

Por su parte Billy Donovan se limitó a criticar el arbitraje que estaba sufriendo su equipo en lo que iba de temporada hasta el partido contra Portland. Según el técnico, los rivales de los Thunder habían lanzado “50 tiros libres más” que ellos y argumentaba que Westbrook era uno de los jugadores que más tiros libres conseguían por su estilo de juego pero aún así no era premiado como debía. Tras el partido ante los Trail Blazers los Thunder habían lanzado 47 tiros libres menos que sus rivales, pero en el siguiente partido se invirtió la tendencia y Oklahoma City intentó 11 tiros libres más que Sacramento, pese a lo cual los Kings resultaron vencedores.

Por último, Paul George señaló que los Thunder ni siquiera estaban recibiendo el beneficio de la duda esta temporada, especialmente en relación a las jugadas de ataque de Russell Westbrook.

La flagrante contra Sacramento, rescindida

Lo que sí decidió cambiar la NBA a favor de Oklahoma City fue la flagrante de tipo 1 con la que fue castigado Westbrook por un tiro en el partido contra Sacramento tras el que golpeó a Bojan Bogdanovic. “Tras la revisión hemos determinado que el contacto fue parte del movimiento de bajada de Russell y que el defensor se movió hacia el espacio del tirador. Por ello el contacto ha sido rebajado de flagrante tipo 1 a falta en ataque”, explicó el representante de la NBA.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *