Los Celtics también pierden a Irving por un duro golpe en la cara

Boston sale casi a jugador lesionado por partido jugado. Los Celtics se quedaron sin Kyrie Irving al poco de comenzar el partido contra Charlotte, pero aún así fueron capaces de ganar el partido al imponerse por 90 a 87 en el encuentro disputado en el TD Garden durante la noche del viernes. Fue la undécima victoria consecutiva de los Celtics.

 Irving no llegó a disputar ni siquiera dos minutos de partido ya que al poco de comenzar recibió un golpe fortuito en la cara por parte de su compañero Aron Baynesmientras ambos trataban de defender una penetración de Kemba Walker. Baynes golpeó con el codo a Irving y el base cayó de inmediato al suelo. Pese a que fue atendido de inmediato no pudo seguir jugando y enfiló el camino de vestuarios.

Más tarde se supo que Irving se marchó a su casa en el descanso y que escribió al cuerpo técnico para felicitarles por la victoria contra Charlotte. “Mandó un mensaje a un grupo de nosotros cuando entramos en la oficina de los entrenadores”, dijo Brad Stevens a ESPN. “Así que vio el final del partido”.

En los próximos Irving días será vigilado por si muestra síntomas de conmoción cerebral, algo que en caso de ser así le obligaría a estar de baja hasta que esté completamente libre de dichos síntomas.

Tercera estrella lesionada

Aunque es prematuro saber si Irving se perderá algún partido, en este momento los Celtics no cuentan con Gordon Hayward y Al Horford, dos miembros del Big Three. Hayward está prácticamente descartado para el resto del año, pero Horford está cerca de volver tras perderse los dos últimos partidos debido a una conmoción cerebral.

Larkin al rescate

Una vez que se supo que Irving no volvería, Stevens echó mano de su amplia plantilla para reemplazar al base. Shane Larkin fue uno de los más beneficiados por la baja del ex de Cleveland y disputó 17 minutos en los que logró 16 puntos, la cifra más alta de su equipo compartiendo liderato anotador con Jayson Tatum, también autor de 16 puntos. Larkin había promediado 2 puntos en 7,6 minutos en los tres encuentros anteriores.

“Somos jugadores NBA. Como dije cuando Al se lesionó, le toca al siguiente. Shane hizo un magnífico trabajo asumiendo responsabilidad y anotando”, explicó Marcus Morris.

Remontada y defensa

Los Celtics se vieron obligados a remontar 18 puntos de desventaja para poder ganar su undécimo partido seguido y nuevamente la defensa fue clave. Charlotte fue el décimo equipo en esta racha que se quedó por debajo de los 100 puntos, algo que Boston ya ha convertido en costumbre. Los Celtics lideran la NBA en defensa al solo encajar 94,8 puntos por cada 100 posesiones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *