Los Suns encajan la peor derrota de la historia de la NBA en un partido inaugural

Si antes de la temporada no había muchas dudas sobre el devenir del curso para Phoenix Suns, el primer encuentro oficial ha terminado por clarificar aún más la hoja de ruta: derrotas por doquier.

Los Suns perdieron por 76 a 124 ante Portland en el primer partido de la campaña, lo que supone entrar de lleno en el libro de los récords. De acuerdo a ESPN Stats el resultado es una doble marca negativa al convertirse por un lado en la peor derrota de la historia de la franquicia tras 49 años de existencia a la vez que también es el tropiezo más amplio sufrido jamás por cualquier equipo de la Liga en el primer partido de la temporada.

Portland llegó a dominar por 58 puntos y finalmente el resultado quedó en 48 puntos de desventaja. Casi nada. 44 puntos era el anterior récord negativo para Phoenix en un partido que perdió ante Seattle Supersonics por 151 a 107 en abril de 1988.

La diferencia en anotación entre ambos equipos fue similar a la reflejada en la hoja de estadísticas al término del encuentro en rebotes (57-33) y asistencias (22-10) favorable los Trail Blazers.

Damian Lillard fue el máximo anotador del partido con 27 puntos para unos Blazers que a pesar de no poder contar con C.J. McCollum por sanción no tuvieron problemas en imponer su ley. El máximo anotador de los Suns fue Eric Bledsoe con 15 puntos tras 5 de 18 en tiros de campo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *