Memphis Grizzlies, competitividad extrema

Se acabó la era del grit&grind. Las marchas de Zach Randolph y Tony Allen retiraban el cartel de una etapa en la que todo aquel que quisiera salir airoso de Memphis, vivía por lo menos uno de los peores días de la temporada. Defensa, dureza, fiereza, oportunismo y efectividad concentradas en siete presencias seguidas en playoffs —desde 2011 sin fallo. Cosa del pasado, dado que casi todo el mundo hacía cadáver el genio luchador de Tennessee de cara a la presente temporada. Y de momento, 3-0 en curso y habiendo cruzado el acero con Golden State y Houston, dos de los tres mejores conjuntos en liga regular la pasada temporada.

Lo de Grizzlies es la historia interminable. Ya fuera por edad de sus piezas secundarias o muertes al lado de la orilla en playoffs, muchos veranos se creía en su deceso como potencia del Oeste pero eso nunca ocurrió. En esta temporada 2017-18 comparten mejor récord con San Antonio y Washington y ni dos nítidos aspirantes al título han podido estrenar su colección de derrotas.

No en vano, los Grizzlies son el único equipo de la NBA que presenta un balance positivo (8-6) contra Golden State y Houston desde que comenzara la campaña 2016-17. Ningún otro equipo puede presumir de tal cosa, como pudo hacerse eco ESPN. Ni los Cavaliers, que bien conocen el vendaval que nace en California y desemboca en las Finales de la NBA.

Entrar en ‘playoffs’

Ni mucho menos se pretende insinuar que Memphis vaya a pelear por los puestos honoríficos —cuatro o cinco primeros— de la Conferencia Oeste; pero sí recalcamos la idea de que se les hizo de menos para este curso siendo que aún disponen de contenido para al menos pelear la postemporada.

En sus tres partidos oficiales hasta la fecha, han ganado a New Orleans (+12) además de a los citados Golden State (+10) y Houston (+8), los tres considerados antes de empezar la temporada como superiores a Memphis. Y lo han hecho con argumentos tan sólidos como la tercera mejor defensa de la competición (94,0 puntos concedidos por cita). Compitiendo desde donde siempre, atrás, y de manera ininterrumpida.

Que nadie los dé por sepultados, la nueva guardia secundaria y los líderes ya históricos, Marc Gasol y Mike Conley, demuestran llevar medio lleno el depósito.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *