Rose trató de reclutar a LeBron, Bosh y Wade con un vídeo en 2010

Trasladémonos, verano de 2010. LeBron James había forzado a los Cleveland Cavaliers a abrir las puertas de la ciudad para ir tras la pista de su primer anillo. Media liga —los que podían permitirse un proyecto competitivo acorde— se movió para tratar de buscar la sonrisa del entonces ya jugador más dominante de la NBA. James terminaría en Miami Heat con Dwyane Wade y Chris Bosh, pero los Chicago Bullsempujaron para tratar de contratarle. En aquel equipo estaba el que sería (año siguiente) MVP más joven de la historia, la fuerza de la naturaleza Derrick Rose.

Precisamente los Bulls habían caído en los playoffs del 2010 ante Cleveland, en primera ronda. Y lo harían también un curso después ante los Heat de la Santísima Trinidad. LeBron, verdugo del joven aspirante Rose, que contaba con ayuda en forma de Luol Deng, Kirk Hinrich, Joakim Noah o Taj Gibson. Pues bien, Chicago trató de ir a por James en el verano de 2010, aunque nada podría hacer luego para evitar la mudanza a Miami. Y en aquel movimiento de piezas, muchas veces se acusó a Derrick Rose de no empujar suficiente para convencer a la estrella proscrita de los Cavs. Aunque admite que su papel nunca fue, ni es, demasiado el de un “reclutador”, Rose ha desvelado recientemente que grabó un vídeo para convencer tanto a LeBron como a Wade y Bosh de fichar por Chicago.

“La gente siempre dijo que no hice de reclutador. Lo intenté, grabé un vídeo. Pero no me correspondía a mí hacer eso. Sentía como que era la organización la que tenía que hacerlo. Y no lo hicieron”, ha revelado Rose siete años después, y pudo recoger el diario Chicago Tribune.

El ahora base de los Cavaliers admite que grabó ese vídeo dirigiéndose a LeBron y Wade, que andaba con el deseo de juntarse a su compañero de generación (2003) y estaba peinando el mercado en busca de un lugar donde fusionar todo ese talento. Fue en Miami finalmente, donde llegaron dos anillos de campeón y cuatro Finales seguidas.

Traspasar a Deng a Clippers

En aquel vídeo también había sitio para Chris Bosh, a quien Rose y Chicago también querían a bordo. Es decir, el Big Three de Miami jugando al completo en Illinois. Para ello, la franquicia que ya pilotaba Gar Forman estaba en conversaciones de traspaso por Luol Deng con los Clippers. Así pretendían crear el espacio suficiente para el aterrizaje estruendoso que finalmente se desvió a los Heat.

Rose no recibió contestación alguna del vídeo por lo que, reconoce, que supone que los Bulls mandaron el documento a las estrellas del Big Three, pero el base admite que nunca llegó a hablar de aquel tema con ninguno de los tres sujetos a los que se dirigía el vídeo.

Rose, ahora con una oportunidad de anillo en los Cavaliers, siempre se ha caracterizado por ser un jugador de carácter introvertido, rara vez exterioriza demasiadas emociones y para nada muestra una naturaleza habladora delante de mucha gente; menos de los medios. Por ello y por la lealtad a sus compañeros reales quizá nunca se destapó como un gran valor para contratar agentes libres. Como en el caso de Carmelo Anthony en 2014, cuando los Bulls pensaron que podía haber hecho más para agasajar a la estrella ahora de OKC, que era agente libre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *