San Antonio no se acuerda de Leonard ni de Parker

Nuevo triunfo de los Spurs, ante Toronto (101-97). San Antonio camina 3-0 en la clasificación y, más allá de la dictadura de los resultados, está dejando unas sensaciones muy buenas, justo en un curso donde dos de sus principales baluartes no han sido de la partida.

Los Spurs, de momento, no notan las ausencias de Kawhi Leonard ni de Tony Parker. A ambos se les espera y se les necesita y como tal se incorporarán a la disciplina texana durante la temporada, pero hasta la fecha San Antonio no ha echado demasiado en falta a estas dos piezas.

Es un frío dato, que tiene diversas lecturas, pero lo cierto es que los Spurs marchan en los dos últimos años con un 17-4 en liga regular cuando Leonard no ha jugado. Al estar hablando de uno de los mejores jugadores de la NBA, el mérito del grupo de San Antonio en la ausencia de su líder es mayor.

Otro de los emblemas de los Spurs, Tony Parker, tampoco ha podido jugar en estos compases iniciales de la 2017-18. Su concurso se espera para antes de que termine 2017. Ahí, cuando llegue ese momento, tendrá que lidiar con un duro competidor en los puestos exteriores, un Dejounte Murray que ha aprovechado a la perfección la oportunidad que se le ha prestado. Anoche, 16 puntos, 14 rebotes y 6 asistencias. Estamos hablando de un jugador que en la campaña 2016-17, su primera como profesional, promedió 3,4 tantos, aunque ya tuvo alguna noche estupenda como la del 19 de enero de pasado, donde se fue hasta los 24 puntos. Sus 16 créditos anotadores de ayer se convierten en la segunda mejor estadística de puntos en su carrera. Además, cosechó su primer doble-doble.

Aldridge, muy metido en la dinámica

Está completamente volcado en los Spurs. Tras su descontento, tras sus sentimientos molestos hacia el equipo, llegó la extensión de contrato de hace una semana. Y después de ello, una puesta de largo en la temporada espectacular, con dos primeros partidos en doble-doble y ayer, casi, merced a sus 20 puntos y 8 rebotes. Junto a esos despliegues en números, hay que colocarle el hecho de que estamos delante de un LaMarcus Aldridge intenso, conectado, muy involucrado durante todo el encuentro, como podemos ver en este lance ante otro de los calientes de la NBA, Serge Ibaka. Precisamente, a su rival le sacón un 2+1 en el último cuarto que sepultó las esperanzas de los Raptors

La baja de Jonas Valanciunas está dejando un pequeño hueco en la rotación canadiense, que se resintió anoche. El partido ante los Spurs fue el primer traspié de los canadienses, donde Lucas Nogueira fue titular en un partido importante muchos meses después, pero estuvo algo lejos de rentabilizar completamente esa oportunidad: 4 puntos, 6 rebotes y 2 robos. DeMar DeRozan, 28 tantos, otra vez el líder de los suyos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *