Tyronn Lue avisa a Channing Frye de que jugará poco este año

Dentro de lo bueno, lo malo. Los Cleveland Cavaliers todavía tienen que pasar por el proceso de deshacerse de alguno de sus jugadores para alcanzar la frontera de los 15 máximo que permite la Liga al inicio de la temporada. El arrebato de sinceridad de Tyronn Lue garantiza a éste, de manera implícita, que tiene hueco asegurado en la plantilla de los Cavs 2017-18, que no es poco. Ahora bien, su papel será el de complementar al complemento.

Aterrizaba en Ohio a mediados de 2015, para convertirse en una pieza importante en la artillería exterior de los Cavs. Tuvo partidos donde su muñeca no conoció el frío. Salir, disparar y ¡chof! era una secuencia que se repetía como un estribillo en playoffs.

Este año pasado su contribución fue notable durante el año pero discreta en las eliminatorias, donde Lue no vio tan necesario contar con él, especialmente debido a la llegada de otro tirador de primera, Kyle Korver. Pero durante la regular season se marchó hasta los 18,9 minutos de media en 74 partidos —y 15 titularidades— y 9,1 puntos haciendo justo lo que se esperaba de él desde el triple: un 40,9 por ciento de eficacia.

Con el nuevo curso y tras tanto certero movimiento estival, el forward de 33 años no las tendrá todas consigo, viendo como su mirilla se convierte en algo prescindible. “Ha sido en plan: ‘Lo siento, amigo’” —explicaba Lue tras la derrota de anoche ante los Wizards y recoge Cleveland.com—. Pero la reacción de Frey no ha podido ser más sensacional. “Escucha, estoy muy emocionado con nuestro equipo; no se presentan muchas oportunidades de jugar en un equipo como éste. Si tengo que llevar el chándal [de calentamiento] durante toda la temporada para que ganemos, es lo que haré. No te preocupes por mí. Continuaré trabajando. Si me necesitas, estaré listo”.

El año es largo

El coach agradece el cable. “Es el tipo de veterano que quieres a tu alrededor. Tiene una personalidad increíble. Entiende que la temporada es muy larga. Las oportunidades llegarán”.

Tiradores y jugadores que ocupan su peana de impacto. De eso se ha llenado la plantilla de Cleveland este verano sumándose a lo que ya había —Crowder, Green, Jefferson, Love, Korver, LeBron…—. Una realidad tan aplastante como cambiante; pues ambos, jugador y técnico, aciertan al advertir que 82 partidos son una travesía muy larga; y nunca está de más contar con un galeote de refresco.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *